Skip to content

Jugo de limón para los nervios, para el estres

abril 7, 2010

José Gonzales un habitante del barrio Granizal. Tiene 51 años. Él es uno de los venteros que trabajan a diario en el mercado Téjelo. Es conocido por su tradicional jugo de limón en leche para el estrés.

José relata con orgullo: “un día Juan Gómez mostrando su furor dijo a los venteros formar un líder por sector ahí mismo nos movimos y buscamos solución, no le nombramos un líder hicimos una asociación” y de allí nace ASOTEJELO. Contrario a lo todos, pensaban como medida de solucionar los problemas con el Gobierno de turno, las cosas empeoraron se usaron trucos por acá por allá y la asociación se fue desintegrando, el presidente se fue para Los Puentes, el vicepresidente para Guayaquil y así uno a uno se fueron.

Se trató de hablar con el Alcalde pero nunca dio respuesta a nada solo después de un derecho de petición fueron atendidos varios líderes el cinco de diciembre de 1999 un año antes de éste terminar su periodo, la petición de la gente de Téjelo era que los dejaran allí  “Téjelo para la gente de Téjelo” y no que los sacarán y meter gente nueva sin tradición que en cualquier momento abandonaran el lugar.

Ese día se llegaron a varios acuerdos y todo quedó en calma. ¡Sorpresa, sorpresa! la que se llevaron al día siguiente cuando el 6 de diciembre de 1999 llegó un operativo con 300 policías, personal de espacio público, ocho jaulas, perros, caballos como si fueran a capturar a alias el “Mono Jojoy” llamado Jorge Briceño Suárez miembro del secretariado  de las fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejercito del Pueblo (FARC-EP) dice José.

En ese instante mientras muchos de los compañeros de José que lleva 15 años allí peleaban contra el mundo, él  comenzó a mover las fichas, a llamar a la Personería, a los medios… porque se tenían acuerdos con muchos entes y estos estaban siendo rotos. Después del caos la situación se fue calmando y el operativo fue levantado. Los habitantes de Mercado Téjelo ganaron.

Al terminar la administración de Juan Gómez Martínez y comenzar la de Luis Pérez  2001- 2003, se comenzó a concertar la hecha de las nuevas casetas, a elegir el diseño y acordar todo. José propuso un modelo que gusto a todos los venteros, el cual fue aprobado, hoy se pagan 36 mil pesos mensuales por arriendo, se goza de electricidad y agua cosas que antes no se podían tener, pues el costo de las casetas era de seis mil pesos y no daba para mucho.

La tradiciones continúan y día a día se fortalecen más los vínculos entre todos, el realizar la misa los primeros martes de cada mes, celebrar el día de las madres con un buen almuerzo, mariachis y un detalle; el pesebre y las novenas en diciembre son parte de la familia Mercado Téjelo.

Por: Kelly Duque.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: